Wanda, sobre el decir de los filósofos

10 03 2011

Este fragmento en la Wandología, corresponde a la insigne primera cita en la que wanda -¡grande en verdad!- citó a un personaje histórico que aún no había nacido. Solo bajo el sumo cuidado de la Bendita Iglesia Wandastólica pudieron conservarse la piedras donde fueron talladas tan sabias palabras. Perdidas durante siglos, gracias a la suprema voluntad pececeica de su Wandacidad fueron redescubiertas en 1879, a 28 kilómetros al norte del mar muerto por Francis Pehiz cahado. La cita que dejo a continuación no fue la única que se desenterró en aquella ocasión, también están  “Wanda, sobre los prejuicios” y “Wanda, de los sabios y los monstruos”. Guardadas todas actualmente en la universidad de Miskatonic, Este trozo según nos enseña San Irinoldo, nos muestra no solo la capacidad de ver hacia el futuro de Wanda -¡Alabada sea!- sino la capacidad de inspirar palabras sabias en hombres de todas las épocas, pues tal sabiduría solo puede venir de Wanda -¡Maestra de los maestros!- y de nadie más.

El texto en cuestión:

¹²Y cuentan que aquél día parase frente a la estatua de Diógenes, de espalda a la estatua de Platón. ¹³Y cuentan que aquél día, Wanda -alabada sea su aleta- pronunció las palabras:

¹⁴”No se puede decir nada tan absurdo como para que no haya sido dicho por
algún filósofo.
— Marco Tulio Cicerón. (106-43 A.C.)”

¹⁵ Y nada más dijo aquel día. Palabra de Wanda -loado sea su nombre- hermanos.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: